martes, 30 de septiembre de 2014

¿Quién fue Alois Alzheimer?

La semana pasada os he hablado del largometraje Arrugas, en relación a la demencia Alzheimer. Hoy, he pensando escribiros acerca de Alois Alzheimer, quien ha dado nombre a esta enfermedad. 

De pequeño, Alois sacaba buenísimas notas, sobre todo en ciencias. Un profesor le explicó que si miraba por el microscopio podría ver cómo era el cerebro: "allí había muchas células, unos seres más pequeñitos que las moscas y las pulgas". Se quedó muy sorprendido al verlas.

Con 19 años, decidió estudiar la carrera de Medicina. Al finalizarla, comenzó a trabajar de médico. Eran sólo 3 para tratar a 250 enfermos.


Posteriormente, en Munich, encontró un laboratorio en el cuál pudo empezar a trabajar. Lo había creado Emil Kraepelin (un psiquiatra alemán muy reconocido). En este contexto, Alois le indicó a un compañero que, de los pacientes que había visto, había una enfermedad que no comprendía, no sabía porqué se producía. Era una enfermedad sin nombre. 

Dicha enfermedad, ocasionaba una importante pérdida de memoria a las personas que la padecían, lo cuál dificultaba que pudiesen llevar una vida normal. Él había visto casos en los que una mujer había dejado la olla al fuego, olvidándose de sacarla, u otros en los que alguien salía a la calle y era incapaz de volver a su casa porque no recordaba la dirección de dónde vivía. No recordaban sus nombres, ni el de sus propios familiares o las palabras que les acababan de decir y hablaban de forma incoherente. Alois pensaba que algo no estaba funcionando bien en su cerebro.

A partir de este trabajo, Alois presentó una comunicación el 4 de noviembre de 1906, en la XXXVII Conferencia de Psiquatría del Sudoeste Alemán, en Tübingen. En dicha presentación, hablaba del célebre caso de Auguste D., una mujer de 51 años que sufría una enfermedad no descrita hasta el momento. Presentaba una importante pérdida de memoria, desorientación, alucinaciones y demencia. Además, Alois explicaba que en su cerebro había ciertas anomalías, en comparación con un cerebro normal, las cuáles, hoy en día, siguen siendo las principales características de la enfermedad de Alzheimer.

Brevemente, esta es la historia de Alois Alzheimer, que Mª Ángeles Sánchez-Ostiz cuenta con una perspectiva un tanto especial: su libro Alois va dirigido a los más pequeños de la casa, de forma que podamos explicarles a ellos también en qué consiste esta enfermedad tan compleja. ¡Os lo recomiendo a todos!

martes, 23 de septiembre de 2014

Arrugas

El pasado domingo, día 21 de septiembre, se ha celebrado el Día Mundial del Alzheimer, lo cuál ha traído a mi memoria una historia personal que uno de mis lectores me contó hace ya unos meses. Recuerdo que me pareció un relato lleno de cariño, de amor y de comprensión, pero muy triste a la vez. Dicha historia trataba de la enfermedad que estaba atravesando su abuela, el Alzheirmer.

Y, hablando del Alzheimer, no podía dejar de nombraros un largometraje de animación muy especial: Arrugas. Este largometraje ha sido diseñado para el público adulto y ha resultado ganador de numeros premios como: mejor película de animación por el Festival de Cine de Animación de Stuttgart o mejor producción europea en el Cartoon Movie 2012. Se basa en el cómic del mismo título de Paco Roca, que ha sido Premio Nacional de Cómic en el año 2008.

 

Arrugas narra la amistad entre Emilio y Miguel, dos ancianos recluidos en un geriátrico. Emilio, que acaba de llegar a la residencia en un estadío inicial de Alzheimer será ayudado por Miguel y otros compañeros para no acabar en la planta superior de la residencia, el temido piso de los asistidos, que es como llaman allí a los desahuciados.

Aunque es una historia triste, sus creadores han sabido darle una perspectiva incluso cómica en algunos momentos. ¡Espero que os guste!

Podéis ver el trailer en este enlace: 


martes, 16 de septiembre de 2014

¿Cómo puedo favorecer que mi hijo hable de cómo le ha ido en el colegio?

Con la vuelta al cole, es muy común que los padres se preocupen acerca de si sus hijos están contentos o no con su nuevo profesor, con sus compañeros de clase, etc.

Aunque algunos niños sí tienen más interés en comentar cómo les ha ido en el colegio, es bastante normal que a los pequeños de la casa  no les guste demasiado hablar acerca de lo que han hecho en clase.

Por ello, a veces, puede resultar complicado que los niños expresen si han disfrutado, si han aprendido algo nuevo, etc. Por esta razón, es muy importante saber cómo podemos actuar para favorecer que nos cuenten algo.


En el caso de los niños que tienen más dificultad para comentar este tipo de cuestiones, no suele ser muy recomendable preguntarle una y otra vez hasta que acaban "soltando prenda".

Hay diversos momentos en los cuáles puede ser más sencillo iniciar una conversación acerca de lo que hemos hecho durante el día, como puede ser la hora de la comida o la cena. En esos momentos, los padres pueden empezar a hablar acerca de cómo les ha ido el día en el trabajo o en casa. Si esto es algo que se repite, el niño acabará sintiendo la necesidad de participar y comentar cómo le ha ido a él también. 

Por otro lado, es muy importante que, en los momentos en que el niño habla, se le escuche atentamente para que él/ella vea que lo que tiene que comentar es relevante y despierte las ganas de comunicarse con nosotros.

martes, 9 de septiembre de 2014

¡Vuelta al cole!

Con el mes de septiembre viene la vuelta al cole. Los niños, que han disfrutado de varios meses de vacaciones, tienen que retomar sus obligaciones, como también lo hacemos los adultos, por lo que tienen que iniciar el período de escolarización que durará hasta el mes de junio del próximo año.

Hasta ese momento, son muchos los días que quedan hasta las vacaciones, las dificultades, los aprendizajes y los nuevos retos que tendrán que afrontar. Por ello, es importante que los padres ayuden a sus hijos en el inicio del nuevo curso escolar.


Algunas de las recomendaciones que podemos tener en cuenta para facilitar su adaptación al colegio son las siguientes:
  • Ir adaptándose poco a poco a los nuevos horarios. Es aconsejable que, unos días antes del inicio del colegio, vayamos acostumbrando a los niños a los nuevos horarios que tendrán durante todo el curso comenzando, por ejemplo, a levantarse y acostarse algo más temprano.
  • No hablarle continuamente del colegio. El colegio es un aspecto más en la vida de nuestro hijo, pero no puede llegar a ser casi el único tema del que hablemos todos los días.
  • Recogerle de los primeros, porque puede crear bastante incertidumbre para el niño ver cómo los papás del resto de sus compañeros los van a buscar y no ver a sus propios padres.
  • Cumplir las promesas que le hacemos al niño. Esta es una recomendación a tener en cuenta siempre, independientemente de la situación, pero muy importante en el caso del colegio. Por ello, si le decimos que después del cole le llevaremos al parque, debemos intentar mantener nuestra promesa.
  • Fijar unas normas sobre el uso de la televisión, los videojuegos, etc. Debido a que, con el inicio del colegio, van a disponer de menos tiempo para actividades de ocio, es adecuado limitar el tiempo que podrán usar para ese fin.
  • Crear un espacio específico para estudiar. Es muy importante disponer de una habitación con una mesa en la que el niño tenga un espacio para poder estudiar, libre de ruídos y con una iluminación adecuada. 

martes, 2 de septiembre de 2014

"El otro tipo de maltrato"

Generalmente, cuando hablamos de maltrato, a nuestra cabeza viene la violencia física. Aunque cada día oímos hablar más acerca del maltrato psicológico, siendo ya un tema bastante repetido en nuestra sociedad, siguen existiendo problemas para delimitarlo, detectarlo y saber a qué nos referimos cuando hablamos de él.

Juan Luis Linares define el maltrato psicológico como "la conducta que, por acción u omisión, atenta contra la integridad psciológica o física de una persona". Según este reconocido autor, cuando observamos que una persona está siendo víctima del maltrato físico, también lo suele ser del maltrato psicológico.  


Continuando con el tema de la terapia familiar que hemos comenzado hace unas semanas, me centraré en el maltrato psicológico familiar, dentro del cuál existen diversos tipos: 
  • Deprivaciones: se trata de parejas con relaciones armoniosas entre ellos, pero que han descuidado el cuidado de los hijos. Este subtipo es bastante complicado de detectar, ya que generalmente se suele observar el maltrato cuando es uno de los cónyuges quien da la voz de alarma. En este caso, se trata de personas que se encuentran muy atrapadas en muchas obligaciones y desatienden sus responsabilidades parentales.
  •  Triangulaciones: suelen ocurrir cuando existen problemas en la relación de pareja de los cónyuges. Debido a ellos, uno de los padres, busca apoyo en uno de los hijos, enviándole mensajes del tipo: "vente conmigo, yo sí que te entiendo" o "si no estás de mi parte, atente a las consecuencias". Estos padres, aunque muy centrados en sus hijos (su salud, su bienestar, su formación...), olvidan que, cuando el hijo escoge ponerse de su parte en contra del otro progenitor, está siendo víctima de esta trama creada por los padres, recibiendo un gran impacto negativo. 
  • Caotizaciones: en este tipo existe un considerable deterioro tanto en las relaciones de la pareja como con los hijos. En este caso, el problema suele ser más visible y se suele acompañar de unas consecuencias, a nivel psicológico, que pueden llegar a ser bastante importantes.
Aunque dentro de cada uno de estos subtipos existen grados de gravedad y todos los casos pueden ser diferentes, debemos tratar de detectar aquellos en los que se está produciendo cualquiera de estos tipos de maltrato y tratar de ayudar a las personas que lo sufren. 
Fuente: Linares, J. L. (2012). Terapia familiar ultramoderna. La inteligencia terapéutica. Barcelona: Herder.