martes, 28 de julio de 2015

Cumplir tus sueños y hacer historia

Todas las personas tenemos cualidades que nos hacen especiales y nos ayudan a luchar por nuestros sueños. Desde muy pequeños nos enseñan a cultivarlos, porque dichos valores nos ayudarán en nuestra vida adulta cuando nos enfrentemos con dificultades.

Otros valores los aprendemos por nosotros mismos a través de las experiencias que vivimos a lo largo de la vida. Pero la realidad es que todos ellos son muy valiosos. 

 
Generalmente, los psicoterapeutas solemos centrarnos más en las partes más desadaptativas de las personas o aquellas que dan problemas. Debido a ello, olvidamos todas esas cualidades que pueden ayudarnos a compensar nuestros déficits o las cosas que se nos dan mal. Sin embargo, cuando trabajamos con estos valores aumentan considerablemente las posibilidades de que la persona tenga éxito en su vida y que salga reforzada como alguien válido. 

Pongamos el caso de un niño que tiene dificultades para realizar los ejercicios que le pide su profesor en el colegio. El ser constante en sus estudios y la dedicación de tiempo, para poder realizar dichas tareas con tranquilidad y poder entender lo que se le pregunta en cada problema, serán dos cualidades muy importantes que podemos aprovechar. 

Esos mismos valores son los que presentan, por ejemplo, muchos investigadores que han descubierto importantes logros para la sociedad. Un ejemplo muy conocido sería el de Alexander Fleming. Fleming se entregó durante años al estudio de las defensas del cuerpo humano contra las infecciones provocadas por bacterias. Fruto de su dedicación a dicho estudio y de su curiosidad consiguió descubrir algo que revolucionó el mundo de la medicina: la penicilina.

Podríamos poner otros muchos ejemplos como el de Marie Curie o John Nash. También el de múltiples deportistas que dedicaron a tiempo completo su vida a su sueño, renunciando a otras actividades de ocio que todos realizamos como salir con los amigos o ir al cine. Todos ellos son una muestra de una resistencia física increíble y una entrega total a innumerables horas de entrenamiento. Y todo por cumplir sus sueños y hacer historia. Algunos de los nombres que ahora vienen a mi cabeza son Roger Federer, Cristiano Ronaldo o Pau Gasol, aunque la lista sería interminable.

martes, 21 de julio de 2015

Un viaje por las emociones: "Del revés"

Pete Docter nos tiene acostumbrados a visitar sitios especiales que nos hacen soñar. Algunas de las películas de las que ha formado parte, que todos conocemos y que nos han hecho disfrutar y sufrir a la vez que sus personajes principales, han sido Up, Toy Story, Monstruos S.A., etc...

Sine embargo, en esta ocasión el destino al que nos transporta es algo diferente: nos ha preparado un maravilloso viaje al interior de nuestro cerebro: un viaje a través de nuestras emociones. El título de esta nueva película es "Del revés" (Inside Out) y nos invita a través de su lema a conocer las pequeñas voces dentro de nuestra cabeza.

La protagonista de la película es Riley, una niña de 11 años. A través de ella vamos a poder conocer las emociones básicas de todo ser humano: la alegría, el miedo, la tristeza, la ira y el asco. Estas cinco emociones se encuentran dentro de un centro de control, que dirige el comportamiento y las decisiones que toma Riley, misión que tienen nuestras emociones en la realidad. 

Esta película supone una iniciativa muy interesante. Además, no todos los días nos encontramos con una forma tan lúdica de aprender algo que es vital que todos conozcamos: nuestras emociones.

Conocer y saber cómo manejarlas es un aprendizaje muy importante para saber afrontar las diferentes situaciones que nos podemos encontrar en nuestro día a día. Por ello, esta iniciativa de Disney y Pixar me parece interesante para que los niños aprendan desde pequeños a identificar sus emociones y a regularse a sí mismos.

Os dejo aquí el trailer para que podáis verlo y os animéis a ver la película.


martes, 14 de julio de 2015

Entendiendo a las personas con TOC

Como sabéis, la semana pasada me he ido a Barcelona a reciclar mi formación en el trastorno obsesivo-compulsivo (podéis leer más acerca de este trastorno en el enlace que he escrito hace varios meses en el blog, ¿tengo un trastorno obsesivo-compulsivo?).

Tal y como he explicado en la entrada del blog del mes de marzo (¿Cómo podemos superar el trastorno obsesivo-compulsivo?), es un trastorno en el que, existen abordajes psicoterapéuticos que han demostrado su eficacia, como la exposición con prevención de respuesta. Sin embargo, en algunos casos su eficacia es solamente parcial, lo que me ha hecho pensar que había otros aspectos que no estábamos tratando ni teniendo en cuenta en estos pacientes.


Algunas de las cuestiones que creo que pueden ser importantes a la hora de trabajar con las personas que padecen este trastorno son las siguientes:
  • suelen presentar problemas de apego. 
  • es común que tengan dificultades para autorregularse emocionalmente. 
  • muchos de ellos crecen en entornos en los cuáles la exigencia es alta.
  • en la edad adulta se convierten en personas muy responsables. De hecho, la limpieza y el control suelen ser cuestiones en las que su responsabilidad se convierte en una necesidad casi irrefrenable. 
  • generalmente, son muy perfeccionistas. Ya desde niños tratan de ser "niños buenos", muy preocupados por el bienestar de los demás y por no disgustar a sus padres.
  • toleran muy mal la incertidumbre.
  • tratan de controlar sus emociones realizando actos (compulsiones como por ejemplo verificar una y otra vez si han cerrado el coche) con el objetivo de reducir la ansiedad que sienten. 
Como consecuencia de todo esto, las exigencias que han ido aprendiendo desde su infancia, se convierten en cuestiones que se imponen a sí mismos. Estas imposiciones son cada vez mayores,  tendiendo a evitar hasta el extremo que pueda ocurrir cualquier cosa que implique una "catástrofe" para ellos (por ejemplo, si no limpio el suelo cada vez que entro en casa, mis hijos se pueden contagiar y morirse de alguna enfermedad).

Por otro lado, las compulsiones son cada vez más frecuentes debido a que se asocian con la sensación  de liberación del malestar emocional, algo que es muy difícil de soportar para estas personas debido a que no toleran adecuadamente las emociones.

martes, 7 de julio de 2015

Construyendo nuevos aprendizajes

¡Buenos días!

Como algunos de vosotros ya sabéis, una de las formas de psicoterapia en las que estoy formada es EMDR (aquí tenéis una entrada en la que explico en qué consiste para los que no lo sepáis Francine Shapiro y el EMDR). 

Y como la formación es algo muy importante para mí y estoy constantemente reciclándome, esta semana estaré en Barcelona en el curso de TOC y EMDR, tratando de repasar conceptos y aprender más cosas nuevas.


La semana que viene escribiré una nueva entrada. ¡Os espero!