martes, 20 de mayo de 2014

El duelo

Continuando en la línea de las semanas pasadas, hoy os voy a escribir sobre el duelo.  

Generalmente, el duelo se considera un proceso normal en la vida de las personas. Sin embargo, en otras ocasiones, el fallecimiento de un ser querido puede ser para la persona un suceso traumático y ocasionar un gran malestar psicológico, dando lugar a algún trastorno presente en las clasificaciones psiquiátricas diagnósticas actuales.

El duelo hace referencia a un conjunto de procesos psicológicos y psicosociales que siguen a la pérdida de una persona con la que el sujeto estaba vinculado afectivamente.

 

Aunque solemos hablar de duelo siempre en referencia a la muerte de personas queridas, el duelo puede darse también ante otro tipo de situaciones: pérdida de partes anatómicas del individuo (parálisis, amputaciones...), circunstancias personales (pérdida de trabajo, de estatus o de relaciones interpersonales), fallecimiento de un animal doméstico, etc.

A pesar de que, tradicionalmente, se hablaba de fases del duelo, hoy en día se considera que el duelo presenta diferentes componentes, debido a que no siguen una sucesión temporal estricta y pueden solaparse varios de ellos simultáneamente. Dichos componentes son:
  • shock: en los momentos iniciales. Suele aparecer ante sucesos imprevistos.
  • desorganización: suele ocurrir también al principio.
  • negación: como forma de reacción frecuente a sucesos inesperados.
  • depresión: confirma que el duelo se está llevando a cabo de forma adecuada.
  • culpa: consiste en pensamientos acerca de lo que podría haber hecho para evitar el suceso.
  • ansiedad: surge ante el miedo a los cambios que sucederán en la vida sin el fallecido.
  • ira: puede surgir hacia personas que no han colaborado durante el suceso.
  • resolución/aceptación: ocurre cuando la persona se ha adaptado a las modificaciones del suceso a su propia vida.
La próxima semana hablaremos sobre cómo podemos diferenciar el duelo normal del duelo patológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario